Como surgió el oficio del tapicero en Barcelona y su evolución

Hoy en día las personas se ponen en contacto con un tapicero en Barcelona para remodelar los muebles, pero este oficio apareció por primera vez en el año 5.000 A.C, específicamente en la época egipcia, en el que se han encontrado tumbas de faraones con sillas tapizadas y diversas pinturas que muestran alguna parte del ensamblaje. Después le siguieron los nómadas y el imperio bizantino, durante la edad media se originó el oficio del tapicero. Con el pasar de los años estos profesionales han ido evolucionando las técnicas hasta convertirse en un tapicero en Barcelona que todo el mundo conoce, incluso se ha llegado a considerar la tapicería como un arte que abarca diferentes ramas; existen tapiceros de muebles que son los convencionales, luego se pueden encontrar oficios de tapicería dedicados a la automovilística donde pueden tapizar los asientos, aunque también se pueden tapizar los interiores de barcos como sus cubiertas por lo que se podría decir que estas personas pueden tapizar cualquier cosa.

Que es un tapicero y por qué es tan importante su función

La función de un tapicero en Barcelona se basa en cubrir con diferentes telas y pieles en la parte de los asientos de los muebles, este proceso se realiza con el fin de mejorar la comodidad, así mismo como mejorar el aspecto de los muebles. Dentro de las diversas funciones que los tapiceros realizan destacan la elaboración de patrones para que con estos queden marcadas y después se procederá a cortar estas piezas con el que se obtienen las partes que serán utilizadas para rellenar los muebles. Aunque también pueden encargarse de la preparación y el montaje de algunos elementos que serán mantenidos en suspensión.

Por otro lado, un tapicero en Barcelona trabaja de la siguiente forma; en primer lugar, va a recibir toda la materia prima, esto es importante ya que es el material que se necesita para la elaboración de cualquier mueble que tenemos en nuestros hogares como los sofás, pero antes de empezar a trabajar con el material es crucial que primero se supervise la tela para comprobar que está se encuentre en las condiciones correctas. Más tarde se toman las medidas del mueble que se va a tapizar, de esta manera no se desperdiciará ningún trozo de tela, así mismo el proceso sigue con el transporte de las telas a sus respectivas salas de corte, este proceso será realizado con la ayuda de una máquina especial. Finalmente, el único proceso que quedaría seria la preparación del mueble con el forrado y el armado, para ello se utilizan elementos especiales como pegamento con el que se sellan las diferentes partes del mueble.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?